miércoles, 10 de diciembre de 2008

TISANA O TE COADYUVANTE PARA ELIMINAR CÁLCULOS RENALES


Biol. Miguel Angel Gutiérrez Domínguez
Biol. Yolanda Betancourt Aguilar

Jardín Botánico Universitario, Facultad de Agrobiología
Universidad Autónoma de Tlaxcala


Introducción
Los cálculos renales (piedras en el riñón o litiasis renal), son depósitos duros, con forma de roca, que se desarrollan en algún punto del sistema urinario. Estas piedras pueden bloquear la expulsión de orina y causar daño, inflamación e infección. A la presencia de cálculos renales se le conoce como nefrolitiasis.
Los cálculos se forman con sustancias minerales y orgánicas, su tamaño están comprendido entre el de un grano de arena y el de una pelota de ping-pong. Se desarrollan cuando las sales y minerales contenidos en la orina forman grupos de cristales.
Éstos son normalmente expulsados con la orina pero, cuando se adhieren al tejido que cubre internamente el riñón o se depositan en un área donde la orina no pueda arrastrarlos, pueden crecer hasta formar una piedra.
En el 90 por ciento de los casos no se conocen las causas que provocan su aparición. En personas propensas, su formación es casi siempre el resultado de una combinación de factores. Los cálculos se desarrollan típicamente en la madurez, son tres veces más comunes en el varón que en la mujer y más frecuentes en personas que viven en clima cálido. Los cálculos renales no son peligrosos, aunque si no se tratan causan infecciones y daños permanentes.
El cálculo renal se puede formar cuando la orina se encuentra muy concentrada con ciertas sustancias. Estas sustancias se pueden agrupar para formar pequeños cristales y posteriormente cálculos, los cuales pueden no manifestar síntomas hasta que comienzan su descenso por el uréter, produciendo dolor. Dicho dolor es fuerte, con frecuencia comienza en la región del flanco y baja hasta la ingle.
Los cálculos renales son muy comunes. Aproximadamente el 5% de las mujeres y el 10% de los hombres habrán experimentado un episodio, como mínimo, antes de llegar a los 70 años de edad. Los cálculos renales afectan alrededor de 2 personas de cada 1000, su recurrencia es común y es mayor si se han presentado dos o más episodios, y son comunes en bebés prematuros.
Los antecedentes familiares o personales de cálculos están asociados con un aumento del riesgo de formación de los mismos. Entre otros factores de riesgo se encuentran la acidosis tubular renal y la nefrocalcinosis resultante.
Algunos tipos de cálculos tienden a darse en familias y algunos tipos pueden estar asociados con otras condiciones tales como enfermedades en el intestino, la derivación ileal para la obesidad y una tubulopatía renal.
• Los cálculos de calcio son los más comunes y representan un 75 de todos los cálculos. Son de 2 a 3 veces más comunes en los hombres y aparecen generalmente entre los 20 y 30 años de edad. Es probable su recurrencia. El calcio puede combinarse con otras sustancias como el oxalato (la sustancia más común contenida en ciertos alimentos), fosfato o carbonato para formar el cálculo. Las enfermedades del intestino delgado aumentan la tendencia a formar cálculos de oxalato de calcio.
• Los cálculos de ácido úrico también son más comunes en los hombres. Están asociados con la gota y la quimioterapia y representan un 10% de todos los cálculos.
• Los cálculos de cistina pueden formarse en personas con cistinuria. Este es un trastorno hereditario que afecta tanto a hombres como a mujeres.
• Los cálculos de estruvita se encuentran principalmente en las mujeres como resultado de una infección del tracto urinario. Pueden crecer hasta ser de tamaño muy grande y obstruir el riñón, los uréteres o la vejiga.
Síntomas
• Dolor en el flanco o dolor de espalda
o en uno o ambos lados
o progresivo
o fuerte
o con cólicos o espasmos
o puede irradiarse más abajo del flanco, la pelvis, la ingle o los genitales
• Náuseas, vómitos
• Necesidad urgente/frecuente de orinar (necesidad persistente de orinar)
• Sangre en la orina
• Dolor abdominal
• Micción dolorosa
• Micción excesiva durante la noche
• Dificultad para orinar
• Dolor en el testículo
• Dolor inguinal
• Fiebre
• Escalofríos
• Color anormal en la orina
Cambios en la dieta que pueden ser beneficiosos
• Reducir el consumo de oxalato: Los alimentos ricos en oxalato son espinaca, acelgas, verdolaga, nueces, chocolate, té negro, salvado, almendras, cacahuates y fresas.
• Reducir el consumo de proteínas animales: Las proteínas de la carne, los lácteos, el pollo o el pescado incrementan el calcio en la orina y se han relacionado con un incremento en el riesgo de padecer cálculos renales. Se ha informado que los vegetarianos tienen un riesgo menor de producir cálculos renales.
• Reducir el consumo de sal: La sal aumenta la excreción de calcio en la orina en los formadores de piedras. En teoría, esto podría incrementar el riesgo de que se formen cálculos.
• Consumir alimentos ricos en potasio: El potasio reduce la excreción de calcio a través de la orina y las personas que consumen grandes cantidades de potasio en la dieta parecen tener un menor riesgo de padecer de cálculos renales. La mejor manera de incrementar el potasio es comiendo frutas y verduras. El nivel de potasio en los alimentos es mucho más alto que las pequeñas cantidades que se encuentran normalmente en los suplementos.
• Evitar el jugo de toronja: En dos estudios grandes, el jugo de toronja se relacionó con un incremento en el riesgo de padecer cálculos renales. No está claro todavía si el jugo de toronja en sí mismo es el causante de la recurrencia de los cálculos renales o si simplemente se asocia con algo más que aumenta el riesgo.
• Consumir fibra: El salvado, una fuente rica en fibra insoluble, reduce la absorción de calcio, lo que a su vez reduce el calcio en la orina. El salvado de avena y el de trigo son buenas fuentes de fibra insoluble.
• Tomar mucha agua: Beber agua diluye la orina, por lo que reduce el riesgo de recurrencia de los cálculos renales.
Tratamientos con plantas medicinales
Semillas de calabaza (Cucurbita pepo). Consumir de 5 a 10 gramos diarios semillas de calabaza entre comidas puede ayudar a prevenir los cálculos renales de oxalato de calcio. Las semillas de calabaza parecen reducir los niveles de las sustancias que favorecen la formación de cálculos renales y aumentar los niveles de las que la inhiben.
La función principal de la fitoterapia en el problema de los cálculos se centraría en utilizar plantas con las siguientes propiedades:
- Antiespasmódicas, sedantes y desinflamantes que disminuyan el dolor: árnica mexicana, tejocote
- Diuréticas que aumentan la micción y ayudan a eliminar los cálculos: ortiga, níspero, tejocote, perejil, diente de león
- Prevengan y disuelvan los cálculos renales: hierba del sapo, diente de león, semillas de calabaza

Ingredientes
1 cucharada de tallos, hojas y flores de tejocote (Crataegus pubescens)
1 cucharada de tallos y hojas de perejil (Petroselinum cirspum)
1 cucharada de tallos y hojas de ortiga o chichicastle (Urtica urens)
1 cucharada de hojas de níspero (Eriobotrya japonica)
1 cucharada de hojas de diente de léon (Taraxacum officinale)
1 cucharada de hojas y frutos de hierba del sapo (Eryngium heterophyllum)
1 cucharada de flores de árnica mexicana (Heterotheca inuloides)
1 cucharada de semillas de calabaza sin cáscara y crudas (Cucurbita pepo)
1 litro de agua

Utensilios
1 cacerola o recipiente de peltre con tapa y mango
1 cuchara sopera de acero inoxidable
1 cuchillo de cocina
1 coladera de plástico o acero inoxidable
1 toallita de papel o tela para limpiar la mesa
1 papel filtro para cafetera
1 palita de madera
1 taza o tazón medidor de vidrio
1 taza pocillo de cerámica o de barro sin plomo

Forma de preparación
1. Trocear las plantas finamente
2. Poner el agua a hervir, bajar la flama y añadir las plantas dejando 10 minutos a fuego bajo tapando el recipiente
3. Colar y entibiar

Forma de empleo y dosificación
Tomar una taza antes de los alimentos por quince días seguidos y tres de descanso hasta ver resultados satisfactorios.

Precauciones o contraindicaciones
No se puede consumir durante el embarazo o la lactancia ni administrarse a niños salvo recomendación de su orientador herbolario o médico naturista En caso de irritación o alguna otra molestia suspenderla inmediatamente.

Dónde conseguir o conocer las plantas de la fórmula herbolaria?
En Apizaco las puede comprar al 241 41 85 100 o verlas en vivo en el Jardín Botánico Universitario, Av. Universidad No. 1, Tlaxcala, Tlax. Visitas guiadas hablar al 246 46 223 13.

Consultas y orientación herbolaria
Citas con el Biol. Miguel Angel Gutiérrez llamar al 222 231 53 51 o 249 02 02 de Puebla, Pue o al 241 41 85 100 de Apizaco, Tlax. Correo electrónico: remediosherbolarios@hotmail.com

1 comentario:

Emmanuel dijo...

"Se ha informado que los vegetarianos tienen un riesgo menor de producir cálculos renales"

Hola, soy vegetariano tengo 23 años tuve dos episodios de cálculos y estoy viviendo el tercero, y según tengo entendido por los médicos con los que me he tratado los vegetarianos son mas propensos a generar cálculos ya que los vegetales contienen más oxalato y tener una dieta rica en estos sube el nivel en el organismo.